Featured Posts

¿Por qué un vídeo de boda en Cantabria cuesta 1500€?


¿Por qué un vídeo de boda en Cantabria cuesta 1500€?

Ser videógrafo de bodas es mucho más que ir a grabar 12 horas y embolsarte 1500€. Detrás de un buen vídeo de boda hay un gran trabajo antes, durante y sobretodo después de la boda durante la postproducción del video. Hoy quiero desglosaos el coste que supone tener un negocio propio.


“El vídeo de bodas es muy caro. Me quieren clavar 1.500€ por ir a grabar unas horitas.”. Pues siento decirte que no, ojalá fuera así de fácil hacer dinero. Para empezar, el profesional que vas a contratar ha tenido que invertir en su equipo una media de entre 8.000€ y 12.000€ entre cámaras, lentes, trípodes, grabadoras de sonido, micrófonos, focos, ordenadores, monitores, discos duros, y un largo etcétera.


Lógicamente el equipo no dura toda la vida y debes ir sustituyéndolo de forma periódica. Para que os hagáis una idea, este año voy a invertir cerca de 3000€ en adquirir la Sony a7 iii con un lente 28-75 mm f2,8. Esta nueva cámara con inteligencia artificial detecta los rostros manteniéndolos enfocados y desenfoca los fondos para lograr escenas cinematográficas. Graba en doble tarjeta de memoria (una garantía para mis parejas ya que aunque falle una tarjeta dispones de una copia del material), es capaz de grabar en 4K... crecer como videógrafo además de formación y aprendizaje conlleva invertir en renovar equipos cada 5 años. Ah, además de grabar con cámaras con doble tarjeta de memoria, también hago doble copia de seguridad de los brutos de cada boda en dos discos duros externos y una copia extra en la nube. ¿No es importante invertir en seguridad?


Para poder editar el vídeo es necesario tener programas de edición, en mi caso uso Adobe Premiere. La licencia anual del programa es de casi 400€. Luego está todo el tiempo que hay que invertir para editar el vídeo, que si es uno bueno, por rápido que sea, no serán nunca menos de 3 días. Para que te hagas una idea, yo suelo tardar entre 50-120 horas en editar el vídeo de la boda. En 3 - 7 días mis parejas disponen de un avance de contenido en un perfil "a la carta" con una selección de momentos de la boda grabados con hasta 3 cámaras y 4 fuentes de audio de forma simultanea. Entre 2-3 meses después, podrán visualizar una previsualización del vídeo de boda para realizar las modificaciones que crean oportunas y lograr un vídeo adaptado al gusto de cada pareja. Todo este proceso de trabajo conlleva dedicarme en exclusiva al sector nupcial y tener que rechazar trabajos en otros campos para poder ofrecer un servicio personal, diferenciado y adaptado a parejas que busquen un trato exquisito.


Tiene un marketing detrás para poder aparecer tanto posicionamiento SEO y ser una de las principales páginas de vídeos de boda que encuentras según accedas a este tipo de búsqueda, lo que implica una continua actualización de la web, así como invertir en portales de bodas, anuncios, redes sociales como Facebook, instagram, etc.


Y por supuesto, pagar mensualmente la cuota de autónomos, el 21% de IVA, el IRPF...


¿A que ya no parece tanto chollo esto de los vídeos de boda? Pues es que no lo es, y como en cualquier otro negocio, hay que currárselo mucho para conseguir vivir de ello y no morir en el intento. Este año he lanzado nuevos servicios y muchas novedades, ofrecer estos nuevos servicios conlleva una actualización de tarifas para poder asumir el aumento de las horas de edición, la adquisición de nuevos equipos de trabajo y seguir ofreciendo todas las garantías profesionales, de calidad y seguridad durante el proceso de creación del vídeo de boda. ¿Te sigue pareciendo caro un vídeo de boda por 1500€?